La rotulación de fachadas en negocios, siempre tienen como objetivo llamar la atención, generar potenciales clientes que quizás al momento no entren al establecimiento, pero les quedará esa sensación de haber visto esos colores y ese logo tan llamativo de esa tienda, que tendrán ganas de visitarla después.


Por esta razón, te compartimos algunos de los principios básicos que debe tener la rotulación de una fachada para un negocio.


Generar impacto: los rótulos no deben ser solo informativos, deben cumplir con lograr ser atractivos con la forma, el color, el grosor, diseño y materiales.


Distinguirse de la competencia: esto es difícil cuando es un edificio o el negocio está en una zona comercial, es ahí donde el rótulo debe ser llamativo y fácilmente identificable en el paisaje urbano, incluso si se ve a una gran distancia.


Ganar visibilidad: no solo es un logo bonito o legendario que todos puedan ver con esos colores llamativos, también se debe aprovechar que la fachada sea vista en una foto tomada por un diario o portal de noticias, o hasta en una transmisión televisiva de algún acontecimiento cercano. Es ahí donde un rótulo bien hecho hace la diferencia.


Gustar al público: el buen gusto, la originalidad, los parámetros técnicos, la creatividad, son factores que te ayudarán a que un rótulo se distinga de otros, y el público lo considere como el negocio con la mejor presentación.


Artículo creado con información de Castillos Rótulos Blog